Los tres coches de RMC en la meta de la primera prueba del mundial 2013

0 coment

Escrito el 21 de enero de 2013 por Bertinho en Rallyes, WRC

, , ,

Tres coches en la salida y los tres en la llegada, pleno para RMC en su debut en el Rallye de Montecarlo. Tanto Joan Font-Oriol Juliá, como Ricardo Triviño-Alex Haro y Antón Pérez-Fojón-Dani Cué han logrado llegar a la meta del rallye más famoso del mundo con sus Mitsubishi EVO X preparados y asistidos por RMC, logrando los puestos segundo, tercero y quinto en la clase 3, reservada a los vehículos de grupo N y producción, y terminando, respectivamente, en las posiciones 25, 29 y 33 de la general scratch. Además, Triviño ha logrado la segunda plaza en WRC2, sumando unos importantísimos puntos en el inicio del campeonato.

El equipo de Roberto Méndez afrontaba el Montecarlo con gran ilusión, pero lo hacía también con mucho respeto, sabiendo que no se trataba de un reto precisamente fácil. Y la primera prueba del mundial de rallyes 2013 era, en efecto, extraordinariamente dura y complicada, con cuatro jornadas llenas de incertidumbre en lo que a las condiciones del asfalto se refiere, con nieve, hielo, lluvia y niebla apareciendo en uno u otro momento a lo largo de las dieciocho especiales sobre las que se ha disputado la edición número ochenta y uno de la histórica prueba monegasca. Además, el hecho de no haber ‘super-rally’ implicaba que cualquier error de los pilotos o fallo de las mecánicas podía significar el abandono definitivo, sin posibilidad de reengancharse al día siguiente como si es posible en otras citas del mundial.

 

Por todo ello, el planteamiento de equipo y pilotos era claro, buscar un ritmo que permitiese completar el rallye sin fallos y estar muy atentos a los cambios en las condiciones del terreno para no correr riesgos innecesarios en la elección de neumáticos. Una tarea complicada, como demuestra el alto número de abandonos producido durante las cuatro etapas, pero que todos los integrantes de RMC llevaban a cabo a la perfección.

 

El primer día resultaba especialmente duro para los mecánicos del equipo español, que tuvieron que trabajar de firme en el coche de Triviño, sustituyendo la caja de cambios, la dirección, y los amortiguadores delanteros del Mitsubishi propiedad del mexicano, que llegaba al rallye con varios de sus componentes muy fatigados. Un trabajo que dio sus frutos, ya que una vez reconstruido el vehículo con material de RMC no volvería a dar problemas en el resto del rallye.

 

En el conjunto del rallye, Joan Font y Oriol Juliá aprovecharon su mayor experiencia en este tipo de terrenos para convertirse en la punta de lanza del equipo durante practicamente toda la competición. El piloto catalán optó desde el primer momento por una conducción de menos a mas, adoptando un ritmo rápido y seguro que le acabó llevando finalmente a una muy destacable segunda posición de su categoría, siendo además el primer piloto clasificado al volante de un Mitsubishi.

 

Justo a continuación en la clasificación de la clase 3 terminaron Ricardo Triviño y Alex Haro, que pese al tiempo perdido el primer día nunca se desanimaron, remontando de forma constante sobre unos tramos muy diferentes a los que el mexicano está acostumbrado pero en los que se fue desenvolviendo cada vez mejor para acabar completando el podio de la categoría de producción, siendo además segundo a efectos del nuevo WRC2, certamen que también ha arrancado en el rallye monegasco.

 

Mención especial merece el equipo de ‘Objetivo Montecarlo’, formado por el joven lucense Antón Pérez Fojón y el asturiano Dani Cué. El debut en el campeonato del mundo del piloto gallego de 23 años, ganador de la selección llevada a cabo por RallyCenter para llevar, por segundo año consecutivo, a un debutante al rallye más famoso del mundo, era de nuevo todo un éxito. Fojón y Cué seguían a la perfección las indicaciones del equipo y lograban cumplir la misión encomendada: llegar a la meta de un Montecarlo durísimo en el que terminar ya era, de por si, todo un triunfo.

 

Aunque la cancelación de los dos últimos tramos no permitió disputar la mítica noche del Turini, la satisfacción de todos los miembros del equipo ha sido máxima en la llegada a Mónaco. Para RMC el debut en Montecarlo ha supuesto una experiencia extraordinaria, superada además con muy buena nota. No ocurre precisamente todos los días que un equipo español participe en un rallye del mundial con tres coches y, menos aun, que los tres alcancen la llegada. Un éxito del que Roberto Méndez se siente muy orgulloso y que da a todo el equipo una extraordinaria moral ante su siguiente reto en el mundial, el debut dentro de tres semanas en Suecia con Nicolas Fuchs, en la que será la primera cita del peruano dentro de su programa en el WRC2 con RMC.

Artículos Relacionados...

Deja un comentario