Rallye muy complicado para RMC en Orense

0 coment

Escrito el 17 de junio de 2013 por Bertinho en Rallyes

, ,

 El equipo de Roberto Méndez sufrió en una prueba durísima, que se cobró una alta tasa de abandonos, terminando sólo 35 de los 60 vehículos que tomaron la salida. Entre los que lograron concluir estuvieron cinco de los diez coches alineados por RMC, siendo el mejor clasificado el Mitsubishi EVO X R4 de Alberto Meira-David Vázquez, que acabaron en la quinta posición de la general scratch, un resultado que no refleja su buen ritmo durante todo el rallye, ya que durante buena parte de la competición estuvieron en la pelea por los puestos de podio.
Tras el primer bucle del sábado, Meira era tercero de la general, y a mitad de rallye se encontraba en la cuarta plaza, a quince segundos del podio. Pero la rotura de un palier en el primer paso por Toen, séptima especial de la prueba, no solo le hacía perder contacto con el trío de cabeza sino que, además, le retrasaba hasta la quinta posición. Alberto reaccionaba con un magnífico segundo mejor tiempo en la repetición de Toen, que le dejaba a apenas cuatro segundos de la cuarta plaza, pero un pinchazo en el penúltimo tramo le condenaba definitivamente a la quinta posición, que estaba incluso a punto de perder al pinchar de nuevo en la última especial, llegando a duras penas a final de rallye con las dos ruedas delanteras a punto de ceder por completo.
De todas formas, la mala fortuna de Meira no era comparable a la mucho peor suerte que corrieron sus compañeros de equipo Jonathan Pérez y Surhayén Pernía con los otros dos EVO X R4. El asturiano se vio obligado a abandonar en el primer tramo del sábado, al quedarse sin frenos, y el cántabro sufrió la terrible experiencia de ver impotente como el fuego consumía su Mitsubishi al entrar en contacto con el escape unos plásticos de protección de la zona trasera que, presumiblemente, se habían soltado a causa de alguna piedra. Aunque ‘Sura’ y su copiloto, Juan Luis García, pararon rápidamente para tratar de apagar el fuego, el siguiente competidor no se detuvo y pese a que los otros cinco coches que llegaron a continuación ayudaron todos ellos en lo posible, vaciando sus extintores sobre el cada vez más intenso incendio, en situaciones como esta cada minuto es vital y finalmente nada se pudo hacer para salvar el EVO X, que ardió por completo.
Aunque el esfuerzo de todos los compañeros que se detuvieron no sirvió para nada, RMC, Surayén y Juan Luis agradecen profundamente su gesto de deportividad así como quieren dar las gracias también a todas las personas que, bien fuese directamente, en la asistencia de ExpoOurense, o a través de mensajes vía SMS, email y Twitter, han expresado su apoyo y dado ánimos a equipo, piloto y copiloto en cuanto se conoció el desafortunado incidente.
Retornando a lo que fueron los resultados finales del rallye, el siguiente coche de RMC en la meta fue el Ford Fiesta R2 de Marco Lorenzo-Rodolfo Del Barrio, que completaron una notable actuación logrando el segundo puesto en el grupo R2 y el decimoquinto lugar de la general scratch. Les acompañó en el podio de R2 otro equipo que compitió con un Ford Fiesta de RMC, el formado por los asturianos Angel Paniceres y Salvador Belzunces. Para Angel fue, además, la primera posición en la categoría Junior del Campeonato de España.
Los gallegos Carlos Iván Alonso-Diego Fernández también completaron el rallye con un tercer Fiesta R2 del equipo leonés, mientras que los otros dos, con los que competían Iago Caamaño-Javier Varela y Juan Carlos Aguado-Víctor Ferrero tuvieron que abandonar a causa de los daños sufridos tras sendas salidas de carretera, lo que les privó de conseguir el buen resultado al que aspiraban entre los R2, es especial al joven piloto gallego, que ocupó la segunda plaza de la categoría durante buena parte del rallye.
También Oscar Pereiro-Luis Penido estaban camino de un magnífico resultado con el Mini Coopper de la categoría Nacional 2 hasta que rompieron los espárragos de una rueda en la octava especial cuando eran cuartos entre los vehículos de tracción delantera, por delante de todos los R2 y sólo superados por los más potentes R3 y S1600.
Quienes si alcanzaron la meta fueron Alberto Alonso-Alex Segura, que marcaron muy buenos cronos con el Abarth Punto EVO de Nacional 3, peleando por meterse entre los cinco primeros de la categoría hasta que un taco motor empezó a ceder, obligándoles a bajar el ritmo para conseguir completar el rallye, como era su objetivo para seguir trabajando en el interesante coche que sirve de base a la copa monomarca de la Federación Vasca.
Después del duro fin de semana de Orense, RMC ya prepara su siguiente cita con el Campeonato del Mundo, la próxima semana en Cerdeña, donde el equipo de Roberto Méndez estará presente con dos EVO X para el peruano Nicolás Fuchs, líder de la categoría de producción, y el argentino Alonso.

Artículos Relacionados...

Deja un comentario