Alberto López y Aarón Castrodá vencen contra los problemas en Lalin.

0 coment

Escrito el 12 de marzo de 2014 por Bertinho en Rallyes

,

El equipo L.B.Racing un año más tomaba la salida en el campeonato gallego de rallies de asfalto, esta temporada asumiendo una nueva lucha encuadrados dentro de la copa Top Ten Pirelli, empleando la misma montura que en 2013, un flamante Mitsubishi Lancer Evolution X de grupo N. La primera prueba del certamen se daba cita en la localidad pontevedresa de Lalín, el XX rally do Cocido, un rally que contra todo pronóstico se disputaría sobre terreno seco y limpio, marcando la diferencia con los lloviosos y fríos años anteriores.

 Alberto López y su navegante Aarón Castrodá empezaban la nueva temporada con dificultades ya antes de comenzar el rally el viernes por la noche, cuando comenzaron a sospechar del mal funcionamiento del turbo de su Mitsubishi, que no daba la presión adecuada, algo extraño al estar el vehículo recién revisado.

En la noche del viernes, tras comprobar que el coche no corría lo necesario en el tramo espectáculo del rally, el equipo trató solucionar el problema pero no fue posible hacer nada, asíque tomaron la salida en el dia 2 asumiendo los constantes problemas de falta de presión del turbo, con la esperanza de averiguar cual era el origen de los problemas durante la jornada. Estos problemas provocaron la falta de concentración del equipo, que sufrió una salida de pista leve, en la que se desprendió el difusor trasero.

Tras la primera sección, el equipo llegó a las asistencias donde empezaron a llegar las buenas noticias. Los mecánicos de S&R les comunicaban que ya sabían de donde podría proceder el problema, y con la ayuda del experimentado Pedro Burgo, el turbo del Evo X fue reparado para salir al 100% a la segunda sección.

En la segunda pasada de O Couto, el coche no contento todavía, comenzó a dar problemas con la caja de cambios, provocando que la 5ª velocidad saltase sola, lo que dificultaba a Alberto las labores de pilotaje, ya que tendría que aguantar la palanca con la mano si requería de usar la 5ª, algo un tanto arriesgado al conducir con una sola mano. Este problema no podía ser reparado, por eso el equipo cambió su mentalidad, ya que era poco inteligente intentar progresar con los problemas de mecánica, y decidieron conservar los bucles de la tarde para finalizar el rally a toda costa, y si era posible, mantener el 5º puesto de la general y las respectivas posiciones en el grupo y copa, pues el siguiente participante, Iago Silva que rodaba 4º, se distanciaba mucho al llevar un ritmo brutal en todos los tramos, asique el plan pasó a ser mantener a Celestino Iglesias detrás.

Felizmente, el equipo L.B.Racing lograba terminar el rally  y además cumplir los que se convirtieron en los objetivos finales del rally, que eran mantenerse en 5ª posición de la clasificación general, 1º del grupo N, 2º de la copa Top Ten Pirelli y 1º en el apartado 4RM de la Pirelli.

Alberto López y Aarón Castrodá quieren agradecer especialmente la ayuda de la asistencia S&R prestada en este rally, al igual que a los mecánicos de Alberto Meira que también les prestaron ayuda en la noche del viernes cuando comenzaron los problemas del turbo, y por supuesto un agradecimiento a toda la asistencia del equipo L.B.Racing, ya que esto es un equipo y sin ellos y sin la ayuda de los patrocinadores, el proyecto no sería posible.

El objetivo del equipo es ahora, revisar una vez mas el Mitsubishi Lancer y dejarlo a punto para tratar de salir en el proximo rally, el Ría de Noia con todo al 100%.

 

Artículos Relacionados...

Deja un comentario